Vero, la nueva red social libre de publicidad #VeroTrueSocial

Hemos estado probando una red social que últimamente se está oyendo en nuestro país, su nombre es Vero.

Os preguntaréis “¿Otra red social?”¿Ahora? Bueno, Vero no es precisamente nueva, se lanzó hace varios años pero es en los últimos días cuando más se ha escuchado de ella, principalmente porque una amplio numero de usuarios influyentes de Instagram han emigrado a ella, debido a los últimos cambios del algoritmo y la saturación de publicidad existente en Instagram.

También os preguntaréis qué es lo que hace diferente a Vero para que estos usuarios hayan emigrado a ella. La principal diferencia de Vero es qué,  según Ayman Hariri fundador y CEO de Vero, quiere ser una red social que agrega tanto valor a tu vida que voluntariamente pagarás por ella. A cambio del precio de una o dos tazas de café al año, obtendrás una red social que te permitirá ser tú mismo, en un entorno libre de anuncios.

Es decir, una red social libre de algoritmos que controlen el alcance de nuestras publicaciones y del bombardeo de publicidad, a cambio de pagar por el acceso. Una red social en la que verás las publicaciones de las personas con las que estás conectado o las personas a las que sigues por estricto orden cronológico.

¿Y si quiero usar Vero para vender productos o servicios? Sin problema, puedes hacerlo, Vero no pone ningún limite a usar su plataforma con fines de promoción/publicitarios.

Por lo demás, VERO funciona de manera muy similar a Instagram (likes, hashtags), con la diferencia de que no solo puedes compartir fotos y vídeos, sino también enlaces a páginas web, recomendar películas y libros, compartir canciones y localizaciones/lugares. Hay que destacar que la app cuenta con una estética muy cuidada y es muy cómoda de usar, de hecho es uno de sus principales caballos de batalla:

“Hemos visto mucho crecimiento orgánico porque a la gente le gusta la interfaz, y eso es algo en lo que realmente nos hemos enfocado. Nos tomamos un año diseñando y construyendo la aplicación inicial, y no ha cambiado mucho desde entonces, lo que creo que demuestra que lo hemos hecho bien”.

Otra de las funcionalidades que diferencian a Vero es la posibilidad de asignar grados de intimidad a tus contactos y segmentar la publicaciones en base a ellas, podemos elegir compartir nuestras publicaciones y que sean visibles para los “amigos íntimos”, “amigos”, “conocidos” o “seguidores”. En Facebook ya existe la posibilidad de limitar las publicaciones en base a grupos, pero es bastante lioso y al final, casi todos, nunca cambiamos la opción predefinida. Con Vero es imprescindible elegir en cada publicación, veremos si esto es un pro o una contra, ya que puede llegar a cansar, aunque sinceramente el sistema es muy sencillo y no entorpece la publicación para nada.

    

Respecto a las funcionalidades de la opción de compartir fotografías, el entorno es totalmente instagramero, tenemos la posibilidad de añadir filtros (hay 18 disponibles), así como recortar la fotografía, editar el brillo, contraste, saturación, exposición, etc. El proceso de publicación es prácticamente idéntico y podemos elegir compartirla en Facebook y Twitter también. En realidad podemos publicar simultáneamente en Facebook y Twitter en todos los tipos de publicaciones si queremos.

Es bastante curioso que cuando compartimos una publicación en Facebook y Twitter, las adapta a un formato propio y añade su hashtag o menciona su usuario. No he encontrado la forma de quitar o cambiar esto.

La funcionalidad para compartir enlaces está muy bien pensada en términos de usabilidad, si hemos copiado un enlace, lo detecta y directamente nos da la opción de pegarlo, para a continuación dejarnos elegir la imagen que ilustrará la publicación de entre las disponibles en la URL que compartamos.

  

Por ahora, esta red social tiene alrededor de un millón de usuarios y de momento es gratuita, veremos si su modelo de suscripción a cambio de no tener publicidad triunfa o si todavía no estamos preparados para pagar por el acceso a redes sociales, aunque estemos sacrificando nuestra intimidad mientras tanto.

Write a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *