Experiencia de usuario – Cómo afecta a tus ventas

Aquí estamos una vez más, hablando sobre como poder vender más e introduciendo conceptos de Marketing, tanto off line como on line. Esta vez nos detenemos en uno de los conceptos más importantes de Marketing Online, que no es otro que la experiencia de usuario. Seguro que ya lo has escuchado alguna vez, eso de la experiencia de usuario (UX) que proviene de USER EXPERIENCE. Pero, en que consiste, que utilidad tiene.
Bueno, vayamos por partes, como definición podemos decir que la experiencia de usuario es un conjunto de factores y elementos referidos a la interacción de los usuarios con tu web. Cuyo resultado, puede ser una percepción positiva o negativa. Ya puedes imaginar la transcendencia que alcanza esto.
Experiencia de usuario
Cuando hablamos de experiencia de usuario queremos referirnos a como está estructurada tu página web, desde el mapa web, las categorías, hasta el diseño del mismo. La experiencia de usuario consiste en optimizar la visita del usuario, que sepas mostrarle lo que le interesa, que no le resulte complicado encontrar la información que busca, y que la navegación le resulte agradable y fácil, no algo costoso y complejo. Para ello, deberás tener la información perfectamente estructurada, los botones de llamada a la acción deben verse claramente, debes tener una armonía visual y tu web debe ser intuitiva.

¿Y cómo puede afectar esto a tus ventas?

Piensa en cuando un cliente entra por primera vez a tu web. Ese cliente potencial ha hecho una búsqueda en Google, y una de las páginas es la tuya. Se introduce por primera vez en su sitio web, por lo tanto, le vamos a generar nuestra primera impresión y la que recordará y posicionará en su mente, como web y como marca.
Si ya le ha costado más de 4-5 segundos comenzar a cargar, percepción negativa. Llegando incluso a abandonar la página, el usuario no tiene paciencia.
Ok, hemos conseguido salvar el primer match point, ahora veamos, estoy buscando un producto concreto dentro de toda la variedad que tienes. ¿Dónde está el menú de navegación? Si no lo ves al principio, para buscar la categoría de producto que te interesa… Si al usuario le cuesta encontrar el producto, saldrá antes de que lo encuentre.
Vale, tenemos el menú visible y estructurado, accede a la página de categoría de producto, pero tienes decenas de productos de cada categoría. ¿Ahora cómo busco cual se adapta mejor a mis necesidades? Fácil, basta con un filtrado por fases (precio, color, tamaño, etc). Si no lo tienes, buscará en los primeros dos o tres scrall, y si no lo encuentra, se marchará.
Supongamos que la página de categoría de producto esta correcta, y encuentra el producto que busca, accede a la página de producto final, tenemos fotos para que intente asimilar como es, medidas concretas, es visible el precio y el botón de añadir al carrito. Son cuestiones que debemos tener en cuenta para optimizar la experiencia de usuario. Se puede pasar de una página de producto a otra sin pasar por la página de categoría. También es recomendable que dejes algún acceso a la política de devolución o las tasas de transporte, no un gran texto que ocupe mucho, sino un enlace que lleve a la sección de tu web donde encontrar dicha información.
Experiencia de usuario
Y de ahí, una vez finalizadas nuestras compras, queremos pagar. Y aquí es donde se pierden un gran número de ventas. Primero, el carrito de la compra tiene que estar visible en todo momento y fácil de localizar. Después, deberíamos tener un listado de productos seleccionados, con la posibilidad de retirar algunos directamente, y donde aparezcan las unidades de ese producto (con opción a modificarlo) y el precio unitario y total por línea de producto.
A continuación, si empleamos promociones, podremos tener un cuadro para introducir un código de descuento. Y por último, debemos mostrar al menos dos alternativas de pago, como tarjeta de crédito/débito y PayPal, por ejemplo. La pasarela de pago debe funcionar correctamente, pues muchas se quedan colgadas y no puedes finalizar la compra. Este es un factor que no controlas directamente, pero si has debido elegir previamente con que banco establecerás esa pasarela de pago.
 
Otros consejos que podemos darte, limita tu foco, debe quedar muy claro en cada página que es la prioridad y debe cumplir al objetivo de la misma. Mostrar claramente tus enlaces (anchor text), bien delimitado párrafos, encabezados e imágenes. Intenta evitar repetir información o duplicarla, y por último, la legibilidad de los textos debe ser muy clara, aquí entra en juego la tipografía utilizada, que influye más lo que piensas en tus ventas online (descubre porqué es tan importante tu tipografía aquí)
Como puedes ver con este ejemplo, la experiencia de usuario abarca absolutamente toda tu web. Y aunque no lo hemos comentado, esto también afecta al Blog (si tienes) y a tu apartado de contacto, incidiendo sobre todo en el formulario de contacto. Las necesidades de los usuarios son muy diferentes, y debemos estar preparados para cubrir todas las situaciones posibles con la mayor rapidez y eficacia.
Así que no lo dudes, cuando tengas la necesidad de crear una web, no confíes en el primo, o el sobrino, o el cuñado. Confía en profesionales, donde para una web intervienen perfiles muy heterogéneos, donde a través de un briefing inicial empezaremos a trabajar para alcanzar la optimización, el resultado no te defraudará. Contacta con DSI Grupo y empieza a vender.

Write a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *