Pornografía y Redes Sociales

Desde los orígenes de Internet, hablar de la red de redes, era, en gran parte, hablar de pornografía, este sector se vio fortisimamente influenciado desde el origen de la misma, encontrando en Internet la mayor vía de difusión de los contenidos para adultos, como ejemplo, este video donde se explica la importancia del contenido de adultos en Internet. En la actualidad, Internet sigue teniendo un peso más que específico respecto al contenido de adultos, con ello, otro de los fenómenos propios de la misma se ha visto imbuido por la misma, las redes sociales.
De esta forma, las redes sociales se han ligado, ya sea de forma directa o indirecta por la pornografía, desde las cuentas de Twitter de @cumlouder con más de 46 mil seguidores  a la de @torbe con 140 mil, por no salir de españa, suman casi doscientos mil seguidores entre ambos, sirva como ejemplo esto de la relación entre pornografía y redes sociales, por no hablar de las páginas de Facebook, aunque ese es otro temas que ya veremos más específicamente un poco más adelante.

Pornografía y Redes Sociales

La pregunta ahora debe ser, como se regula la relación de ambas, pornografía y redes sociales, en el marco jurídico  actual.y en este sentido, la respuesta debe ser doble:
 
Marco Legal:
Por un lado existe un marco legal mínimo y de carácter internacional, y que las redes sociales, desgraciadamente han venido a vulnerar en multitud de ocasiones, y es el de la pornografía infantil, tanto en el  Convención de los Derechos del niño, en su artículo Artículo 34, norma de carácter Internacional firmado por la mayoría de países del mundo y desarrollado por su protocolo facultativo,  como el código penal español en su artículo 189.1 apartado B,  establecen una expresa prohibición de dichos contenidos, no obstante, dado el volumen de redes como Facebook o Twitter, hacen prácticamente imposible su control, y según informes de la Policía, ambas redes sociales han generado grupos de compartición de dichos contenidos. No obstante, las redes sociales,a pesar de que han contribuido a la difusión de estos contenidos,  a la vez  han ayudado a la persecución de dichos delincuentes, de tal modo, que no son pocas las denuncias que cuentas como @policia o la página del BIT en Facebook recibe diariamente y que por ejemplo, hicieron posible localizar en menos de 48 horas a los usuarios que subieron el desgraciadamente famoso video de la “Palanquilla”.
 
Marco Contractual:
Por otro lado, tenemos lo que se denomina como un marco contractual, es decir, el que fija la propia red social con el usuario, y para localizar el mismo debemos acudir a las condiciones de uso de la misma que todos aceptamos al momento de darnos de alta en la mencionada red social. Debemos tener en cuenta que al darnos de alta en una red social, lo que estamos llevando a cabo es un contrato, entre nosotros, el usuario, y una empresa, la red social, y que dicho contrato tiene unas condiciones, como todos los contratos, que son las que van a regular dicha relación contractual, y como no, dada la relevancia que tienen los contenidos para adultos en Internet, en las mismas se recogen regulaciones al respecto.
Como reconozco que ver individualizadamente que es lo que fija cada una de las redes sociales con respecto a este tipo de contenidos sería algo sumamente tedioso, a la par que repetitivo, vamos a ver cuales son con carácter general, dichas condiciones a modo de resumen en las principales redes sociales, es decir, Facebook, Instagram, Tuenti y Twitter, siendo no obstante, bastante más severo el recogido en Tuenti:
 
– Prohibición de alojamiento de contenidos pornográficos o desnudos
– Reserva de derechos de cancelación de imágenes o contenidos que vulneren sus normas, es decir, se reservan la posibilidad de borrar los contenidos antes mencionados.
– Reserva de cancelación de cuenta por uso de dichos contenidos.
 
Es decir, en principio “Está prohibido” el uso de contenidos de adultos en las redes sociales generalistas, y ese entrecomillado no es algo accidental, ya que el cumplimiento de dicha prohibición es algo más que relativo por distintas razones que pronto veremos, pero, como regla, debemos atenernos a dicha prohibición.
 

2 Comments

Write a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *