Tuiteando, aprendiendo y desvirtualizando

 
 
Social Media 01
Ha pasado más de año y medio desde que en un curso sobre innovación y organizaciones sociales vimos el tema de redes sociales. Comenzamos respondiendo a la pregunta ¿en qué redes sociales estáis y/o conocéis? Respondimos que estábamos en algunas redes, la gran mayoría en Facebook, algunos también tenían perfil en Linkedin, pero nos hablaron de otra red social que aunque la habíamos oído no la conocíamos en detalle, se trataba de Twitter.

Tuiteando. Así comenzó mi relación con esta red social, al principio muy despacio poniendo en práctica lo que habíamos conocido en la formación que os comentaba. Después me fui metiendo más y más: trasteas, cotilleas, empiezas a seguir a gente que te interesa, de repente pones alguna reflexión y te contestan, te siguen, marcan un favorito, te hacen un retuit… Te sube la autoestima y así comienzas a caminar, sin prisa pero sin pausa, tratando de “escuchar” y “descubrir”.

Aprendiendo. Después de un tiempo ese “escuchar” y “descubrir” se convirtió en “aprender”, haciendo algún curso sobre redes sociales. Aquí empieza el delirio ya que existe un gran abanico de modalidades y opciones para formarse en redes sociales, pero tampoco muy convincentes. Si algo bueno y destacable tiene Twitter es que puedes dialogar y preguntar, así que eso hice. Pero no había respuestas muy concretas de hazlo aquí o allá, pero sí una común: aprende haciendo, practica y sigue a la gente que tiene experiencia, mira sus blogs, en definitiva métete en el ajo de las redes sociales. Ahora os puedo contar que, aunque he recibido formación sobre el tema, sin duda se aprende mucho estando en las redes y sobre todo no dejando de aprender nunca. Está claro que depende del objetivo de cada persona, en mi caso siempre tengo presente el seguir aprendiendo y además siguiendo varios temas.
Uno de mis retos, por mi experiencia en temas sociales, es relacionar el social media y el ámbito social, unir fuerzas y poder sacar ideas para posibles proyectos. Otras líneas de acción que me interesan mucho son la gestión cultural y el social media. Ahí sigo caminando con ganas,  entusiasmo, aportando mis reflexiones y noticias que considero pueden interesar, pero sobre todo sigo aprendiendo de mucha gente interesante que te ayuda, contesta y que está ahí, de la que descubres que el “compartir” es una filosofía que se pone en práctica en las redes. Eso me parece sencillamente formidable.
Desvirtualizando. Y en mi último gerundio, me gustaría hablar de esta palabra que cuando la lees por primera vez no sabes si te están proponiendo un truco de magia o invitándote a un evento de la Guerra de las Galaxias. Bromas aparte, considero que esta es la guinda del pastel, un pastel el de las redes sociales en el que enredarte es muy fácil, pero donde es muy importante, en la medida de lo posible, poner cara a esas personas con las que dialogas y conversas. Esto es lo que pasa cuando poniendo de vez en cuando reflexiones sobre social media, importancia de las redes, etc. tienes un interlocutor que te contesta y debates con él. En mi caso, ese interlocutor se llama Pablo (de Analize), un tipo que dialoga y que fue de las primeras personas con el que pusimos en práctica lo de “desvirtualizar”. Nos vimos, charlamos, coincidimos en la importancia del aprendizaje y saber escuchar, pero sobre todo en el contacto directo para poder compartir y que esa cara que vemos día a día en el perfil de cada uno, adquiera movimiento, podamos escucharle y no solamente leerle. Por eso para mí la palabra “desvirtualizar” tiene un componente de magia muy grande.
Seguramente todo este post lleno de reflexiones, tal y como hago en las redes sociales, sirva para resaltar que son una herramienta muy interesante, teniendo claro el objetivo que deseas y para qué te van a servir. Así que cada uno siga su camino, no olvide la importancia de lo que es descubrir, aprender haciendo, escuchar/leer mucho y como digo a la que gente que me sigue y sigo “nos seguimos, nos aprendemos”.
Photo Credit: Rosaura Ochoa via Compfight

1 Comments

Write a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *