Tinta electrónica.

¿ Cuanta vida le quedan a los libros impresos en papel ?. Una buena pregunta que como la mayoría de este tipo de preguntas tiene una respuesta imposible.

Hay diversos fabricantes con diseños de lectores electrónicos de libros que están empeñados en sacar adelante sus proyectos. Los libreros de toda la vida, unos están a favor, otros en contra y muchos son escépticos. A los autores supongo que les dará igual (o no, depende de lo que ganen o pierdan …). Pero para que estos dispositivos realmente salgan adelante, la última palabra, sin duda, la tendremos los lectores.

¿ Que ganaremos y que perderemos ?. Sin duda ganaremos en espacio de almacenamiento de libros (yo tengo que empezar a pensar en ampliar mis estanterias y a negociar con mi mujer que espacio del piso le “usurpo”). Ganaremos en portabilidad (podremos llevarnos a todos los sitios nuestra biblioteca completa). Ganaremos en comprensión, ya que cuando no conozcamos un término o concepto, podremos acceder directamente a nuestro diccionario o a cualquier sitio online que nos resuelva las dudas o amplie los contenidos.

Y así una larga lista de puntos a favor de esta tecnología, pero ¿ que perderemos ?.

No debería decirlo, porque vivo de la tecnología, pero lo que se perderá será un sentimiento, una sensación, la de tener un libro en las manos, que es algo más que unas hojas de papel impresas, el olor del libro, el tacto del libro, el fetichismo de poseer una copia tangible de una porción del conocimiento.

Espero que no os haya parecido muy cursi, pero es lo que pienso. Hasta que los lectores no venzamos todas estas sensaciones, será complicada la implantación de la tinta electrónica. Pero todo se andará y torres más altas han caido.

Write a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *