Tecnología electoral.

Ayer tuve el honor de presidir una mesa electoral. Era la primera vez que me tocaba y he de reconocer que lo esperaba peor de que realmente fué.

Por supuesto que no voy a hacer ningún comentario acerca del resultado de las elecciones, pero no puedo dejar de hacer una crítica, espero que constructiva, sobre la “infraestructura tecnológica” de la administración electoral.

Y lo pongo entre comillas, porque hoy por hoy en España, es prácticamente nula. El único detalle tecnológico fué la PDA que los representantes de la administración usaban para recoger a lo largo de la jornada los resultados de participación y el escrutinio final de cada mesa.

Esto me hace pensar lo siguiente : el uso de tecnología en las elecciones está orientado exclusivamente hacia el resultado final, es decir, que los datos sean publicados rápidamente. Lo que no se es si el motivo final es garantizar la transparencia del proceso, que la prensa tenga datos para completar su información o que los partidos políticos puedan celebrar cuanto antes sus triunfos (porque todos ganan).

En cualquier caso, espero que para las próximas elecciones, los detalles tecnológicos del proceso vayan orientados a facilitarle la tarea a los propios electores y a los componentes de las mesas. Tenemos un DNI con un chip, supongo que en todos los colegios electorales habrá acceso a banda ancha, y con un simple portatil, los sufridos presidentes y vocales de mesa podrían hacer un trabajo más rápido, eficiente y seguro con estos métodos, en vez de rellenar unas actas en papel autocopiativo en tamaño A3 que casi no caben en las mesas.

Se que en este post la tecnología está casi cogida por los pelos, pero espero que entendais mi “frustración” tras 12 horas de trabajo electoral y que sepais perdonar esta divagación.

Write a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *