Piratería

Las leyes son las leyes, y los jueces no tienen otra opción que aplicarlas. El hecho de que una determinada ley sea injusta o no, es un debate en el que siempre habrá argumentos en cualquiera de los bandos que lo aborden.

Intentaré no mojarme mucho, pero ante la noticia de una sentencia en EEUU contra una ciudadana, que la condena a pagar casi 2 millones de dólares por descargar 24 canciones, no me puedo resistir a esgrimir un argumento que seguro que se ha discutido ya hasta la saciedad.

No se cual será la situación en EEUU, pero en España, por cada disco duro, CD, DVD, grabadora, etc., se paga un canon de LPI (Ley de la Propiedad Intelectual), que se supone recaudan las entidades en las que se agrupan los autores (SGAE es la mas conocida) y que sirve para compensarlos por los derechos de autor no cobrados por copias ilegales de sus obras.

Lo que la administración no termina de entender son dos cosas : la primera es que en un estado de derecho se aplica la presunción de inocencia, y yo no tengo que pagar un sobreprecio por un delito que puedo llegar a cometer. La segunda es que con este canon se fomenta la piratería, ya que se puede entender que ya que se ha pagado un canon, se ha adquirido el derecho a hacer una copia ilegal de una obra.

De cualquier forma, si hay alguien que piense que imponer sentencias como la comentada, a una ciudadana que no creo que tenga ese patrimonio, va a disuadir a nadie de hacer una copia pirata, creo que no entiende bien como funciona el cerebro humano.

La tecnología evoluciona continuamente, los usos y costumbres un poco mas lentos, las leyes muy despacio, pero está claro que determinadas industrias tendrán que adaptarse a las nuevas tecnologias y a las nuevas costumbres, porque va a ser muy dificil combatirlas, al menos con los métodos convencionales.

Write a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *