¿Está muerto el correo electrónico?

Con el auge de las redes sociales (twitter, facebook, tuenti, etc.) ha comenzado a propagarse una corriente de opinión de que el correo electrónico va a morir.

¿ Llegará a ser cierto ?. Yo tengo ya unos años y he visto nacer y crecer unas cuantas tecnologías, y si una cosa he aprendido de la experiencia, es que es muy difícil que una tecnología llegue a comerse a otra por completo. Además en este caso no solo estamos hablando de tecnología, hablamos también de hábitos de uso y de adopción de herramientas que no en todos los casos se ven como válidas en entornos profesionales.

El 2 de Diciembre se han cumplido 25 años de la emisión del primer mensaje de correo electrónico en España, y os aseguro que hay empresas que aún no lo usan de forma habitual como método de comunicación.

Está claro que las redes sociales han revolucionado los hábitos de comunicación, tanto instantánea como demorada, pero lo que también está claro es que cada usuario se siente más cómodo con determinadas herramientas, y por el momento será complicado forzarlos a que utilicen una concreta contra su voluntad.

Para que os hagáis una idea de por donde van los tiros, os pongo un ejemplo : yo escribo este post en el blog de analiZe. Automáticamente de emite un twit en twitter con un enlace al post y una actualización de estado en Facebook también con enlace. Hay usuarios que leen el post directamente del blog porque son lectores habituales e incluso pueden dejar un comentario. Yo me entero de que alguien ha escrito un comentario por medio de un mensaje de correo electrónico. Otros usuarios que se enteran de este post por twitter, entran a través del enlace del twit y si lo consideran interesante harán un retwit a sus seguidores, además de lanzar un twit con un comentario sobre el contenido y posiblemente mañana me encuentre con unos cuantos seguidores más en twitter. También habrá otro grupo de “amigos” de Facebook, que verán el enlace en mi muro o en el de analiZe, leerán el post y dejarán algún comentario en el muro de Facebook, e incluso lo pueden compartir con sus propios “amigos”. Por último, si el contenido del post es suficientemente interesante, quizás algún lector lo comente con sus conocidos mientras toma unas cervezas a la hora del vermout.

En definitiva, cualquier medio de comunicación que sea suficientemente eficiente y eficaz, seguirá teniendo usuarios que lo utilicen y el hecho de la comunicación será la suma de todos. Por mucho que las corrientes de opinión se empeñen en “matar” una herramienta para intentar “potenciar” otras, está claro que los usuarios (que no lo olvidemos, son personas) harán el uso más insospechado de las distintas herramientas y nos sorprenderán.

Mi consejo es que tengamos la mente abierta para detectar tendencias y necesidades y ayudemos a los usuarios a comunicarse. Al fin y al cabo lo realmente importante es el contenido del mensaje, no el medio por el que se transmita.

5 Comments

Write a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *