El peligro de vender humo en la red, una de #carnetCM

 
[disclaimer: post largo]  
Ayer Twitter estuvo muy animado gracias al anuncio de un centro de formación, anunciaban que habían alcanzado un acuerdo con la Asociación de Community Managers, única propietaria de la marca registrada, para que CEDECO sea el único centro capaz de acreditar a un Community Manager mediante el Carnet de Community Managers, tanto en La Comunidad de Madrid como en Barcelona (provincia).
Si no conocéis lo que sucedió o queréis  más información, os recomiendo leeros este fantástico artículo de Oliver Serrano, del que suscribo hasta la última palabra o mirar este otro sobre lo que no se debe hacer en redes sociales.
A mi este tipo de acciones me tocan especialmente la fibra, no solo por lo chapucero de la ejecución, tanto de la forma como del fondo, sino por el tufillo a vende humo que desprende la citada “asociación de community managers” o “cm community managers”, como dice Oliver, no se sabe dónde empieza una y acaba la otra.
 
 
 
De esta asociación no sabemos nada pese a, según sus propias palabras, estar ya constituida. Ni quien la constituye, ni sus socios, ni la junta o una declaración de intenciones, ni siquiera tienen un espacio propio donde atender posibles peticiones de ingreso. Una verdadera chapuza.
Gracias a las herramientas que nos ofrece Internet podemos acceder a un amplio abanico de información del responsable de “cm community managers”. El primer #fail que se puede ver es que tiene las cuentas configuradas totalmente al revés, es decir, un perfil de Linkedin sin apenas información y un perfil de Facebook totalmente público y accesible, fotos incluidas, además de una fan page con todo tipo de información a nuestra disposición, hasta el teléfono móvil. Me gustaría en este punto hacer una mención especial a el penúltimo comentario de su perfil en Facebook a raíz de la polémica: Quien se saco lo de no escribir en MAYUSCULAS en el #twitter ??????”. Como diría Jesulín “Im-pezionante”.
patadas a la netiqueta
Dejo de lado el perfil de este señor y me pongo a mirar las diferentes páginas web que gestiona o es propietario, socio, gerente, CEO, etc. Lo primero que me llama la atención es el follón que lleva con los nombres de empresa y los CIF, pero bueno, eso es cosa de Hacienda así a lo que vamos.
Me encuentro con  varias páginas web dedicadas a la distribución de bebidas alcohólicas con sus respectivas fan pages en Facebook, una con un número bastante respetable de fans y una buena tasa de interacción,  una fan page de venta de merchandising publicitario cuyo enlace a página web no funciona y una web dedicada a los deportes playeros como el kite surf.
El resumen de estas fan pages es bastante malo, personalización poca o nula (alguna tiene el FBML puesto todavía), errores gramaticales constantes, y promoción cruzada entre diferentes páginas. Me gusta especialmente cuando gestionaban una de surf en la que colgaban fotos y videos de señoritas de buen ver con comentarios como Buenos dias!!!!!!!!!!!!!!!!!! hoy aparte de unas tostadas y un tazon de leche con cereales… nos vamos a tomar un par de melones…” y vaya REEFS que tienen las jamelgas jaajaajajaajja!!!!!!!!!!”.
Todo un ejemplo de corrección y norma editorial en la comunicación en redes sociales.
En resumen, puede que este señor y su equipo tengan algo de experiencia desarrollando páginas web y gestionando páginas de Facebook, pero ni de lejos se acercan a las aptitudes y actitudes de un gestor de comunidades, mucho menos para darse el lujo de dar ejemplo e intentar ponerse al frente de una comunidad de profesionales de verdad o acreditar ningún título o formación.
La evolución de los negocios que han ido regentando lo único que me indica es que saben identificar nichos de mercados más o menos emergentes, exprimirlos y a otra cosa mariposa. Merchandising en el 99, Kite surf en el 2005, bebidas alcohólicas-ginebras en 2008-2011 y ahora community management.
Podría seguir con la afirmación de que son propietarios en exclusiva de la marca “community managers” pero mejor lo dejamos en que lo único que tienen registrado es “community managers 2009” y tienen pendiente de registro “cm community managers”, si queréis consultarlo podéis hacerlo en la web de la Oficina Española de Patentes y Marcas.
Para acabar este ladrillo, los que estéis buscando formación en la gestión de redes sociales solo os puedo decir dos cosas bajo mi experiencia personal:
Buscad, buscad y buscad; si veis algún curso investigad quien lo da, con quien se relaciona, que experiencia tiene el centro…Existe una oferta muy amplia debido al boom de los medios sociales, no dejéis que os engañen con palabras bonitas. Podéis consultar a asociaciones reconocidas como AERCO o a grandes profesionales de agencias como Territorio Creativo, Tinkle, 101, Nurum, etc. Son fáciles de localizar por Twitter.
Los centros reconocidos son casi siempre la mejor opción: por mucho que nos pese la formación cuesta, y suele costar bastante, pagar una cantidad elevada por la formación no debe doleros, es inversión en vuestro futuro, ¡pero ojo! Siempre teniendo en cuenta lo anterior, quien imparte el curso y que experiencia tienen.
En fin, que como dice Rebeca Saez, ya podían estos señores dedicarse a trabajar más o de una manera mucho más profesional y dejar de pensar en acreditaciones inútiles e intentar vendernos humo, que ya cansa.
 
Algunos artículos más que hablan sobre el tema:
http://ghibril.com/para-molar-necesitas-un-carnet-de-community-manager/
 
P.D.: Enhorabuena a Maria Serrano por el exito de su hashtag #carnetcm y #carnetcmfacts ;D
P.D.2: Gracias también a @pmartind@pablodmartin por su apoyo y comprensión. ;DD
 

2 Comments

Write a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *