El mundo sin cables

Las comunicaciones sin cables ya son un hecho a todos los niveles. Los distintos protocolos de transmisión de datos vía telefonía móvil, desde GSM hasta el LTE (ver post); la consolidación de Bluetooth y el ya más que asentado Wifi, hacen que los dispositivos móviles sean realmente móviles salvo por una cadena que todavía los ata a las paredes de nuestras casas y oficinas.

Me refiero a los cables de alimentación eléctrica, a los que periódicamente debemos conectar nuestros aparatos para que se recarguen las baterías, que curiosamente tienden a agotarse con una velocidad proporcional a los sistemas de comunicación inalámbricos que tengamos activados.

Sin embargo, esta atadura puede que tenga los días contados. La tecnología para conseguir alimentación eléctrica inalámbrica ya fue investigada en el siglo XIX por el serbio Nikola Tesla y está basada en la inducción electromagnética.

Sin llegar a lo que Tesla soñó en su tiempo, proveer de energía eléctrica gratuita a todo el mundo, ya se están realizando prototipos que con el tiempo serán de aplicación común, y hoy mismo, ya tenemos disponibles varios cargadores de batería basados en esta tecnología aunque de muy corto alcance.

Sin duda un campo muy interesante sobre el que seguir investigando, ya que a muchos nos puede hacer la vida más fácil.

1 Comments

Write a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *