Cómo no gestionar la reputación online y generar una crisis en Internet

Mucho hemos hablado ya de la gestión de la reputación online e incluso de herramientas para gestionarla, aun así muchas empresas siguen empeñadas en destruir la poca reputación online que tienen, algunas incluso siendo asesoradas por “profesionales” del sector. Visto lo visto, creo que es mejor que os de unos trucos para que acabéis definitivamente con vuestra reputación online y creéis una crisis de proporciones épicas, a fin de cuentas “es mejor que hablen mal de ti a que no hablen”.
TruckeeA882c20 Michael Heilemann via Compfight
1- Ábrete un perfil en todas las redes sociales que puedas, incluso si tiene opción para hacer una página de empresa. Actualiza lo mismo en todas a las mismas horas varias veces al día,  si puede ser información corporativa aburrida mejor. Un mensaje tipo “SOMOS LOS MEJORES COMTRATANOS!!!!!!!” en mayúsculas, con muchos signos de exclamación y con faltas de ortografía es lo mejor para llamar la atención de tu público.
2- Haz algún concurso sin unas bases legales claras que tenga un premio increíble, por ejemplo un coche. Muévelo a base de darle la brasa todos los días a todos tus contactos, conocidos, fans, followers, etc. Horas antes de la finalización cambia las bases para que el concurso lo gane un perfil falso que hayas creado. Si es un familiar/amigo/compinche demostrable mucho mejor. Un truco, asegúrate de poner en las bases legales “la organización se reserva el derecho de cambiar las bases legales sin previo aviso”, así cuando la gente se queje tu solo responde citando a ese punto de las bases, borra los comentarios que te parezcan oportunos y dile a alguno que otro (contra mas amigos/followers tenga mejor) que es un ignorante.
3- Haz referencias partidistas sobre fútbol, política o religión en tus perfiles profesionales. Nada enciende un buen debate como estos temas, si puedes meter algún chiste de humor negro relacionado con alguna tragedia reciente lo  bordas.
4- Responde a cualquier critica en abierto, nunca reconozcas que tu producto puede haber fallado o que te puedes haber equivocado, ¡la culpa siempre es de los demás! Hay que demostrarlo poniéndolos en su sitio a la menor oportunidad.
5- Asegúrate de tener miles de fans y followers, si tienes que comprarlos pues se compran, al igual que los backlinks. Nadie se va a extrañar porque de la noche a la mañana tengas 5000 fans, eso es señal de que eres muy bueno, que más da que sean de Jiangxi o de Karimnagar y que tu empresa sea local, igual es el momento de iniciar tu expansión mundial.
6- Desprestigia cualquier empresa o profesional que se dedique a algo remotamente parecido. Si es innovador di que eso es más viejo que la tos, si cobra barato di que está reventando el mercado y si cobra caro es que es un estafador. Tú eres el máximo exponente de tu profesión, el gurú y macho alfa, tienes que marcar el territorio.
 
Con estos 6 puntos y un poco de perseverancia os aseguro que vuestra reputación online y/o la de vuestra empresa quedará totalmente destruida, reduciendo tu negocio a una ruina en muy poco tiempo y dejándote libre para el apasionante mundo de la cría de lechugas silvestres o la caza del gamusino pardo.
P.D.: Si en realidad lo que quieres es lo contrario, ponte en contacto con nosotros y déjate asesorar. 😉

3 Comments

Write a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *