Clientes ligeros

Desde hace unos años están proliferando en el mercado unos dispositivos que pueden sustituir perfectamente a un ordenador como puesto de trabajo en determinadas circunstancias. Son los denominados “Clientes ligeros” o “Thin Client”, que no dejan de ser un terminal tonto como los que antiguamente se colgaban de los grandes servidores.

El concepto sigue siendo el mismo que entonces : la potencia de proceso y almacenamiento la debe tener el ordenador central y al usuario se le proporciona una herramienta para que acceda a esos recursos centralizados.
En estos momentos en los que se debe analizar hasta el último céntimo que se gaste en cualquier cosa, no es descabellado un planteamiento en el que se cambie por completo el concepto de la infraestructura del sistema informático de una empresa.
Puede ser mas económico a medio plazo, invertir en un servidor potente y sustituir los puestos de trabajo por estos dispositivos, en los que hemos de valorar su precio y el bajo coste de mantenimiento.

Write a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *