Charlando con Alberto Miguel Ferrero: "Facebook y Twitter deberían de ser una prioridad absoluta de cualquier banda"

 
 
Hemos tenido el placer de charlar con Alberto Miguel Ferrer, componente de la banda Jaula de Grillos, además de fundador y partícipe de startups relacionadas con el mundo de la música, y hemos aprovechado para hacerle unas preguntas y conocerle un poco mejor, coincidiendo con el próximo Tapas & Tweets en el que vamos a tratar este tema.

¿Nos podrías contar tu trayectoria profesional?
La “historia” de la banda a la que pertenezco, Jaula de Grillos, es muy común a la de muchas otras bandas del país: empezamos a tocar en el instituto bajo otro nombre (“In Albis”), trabajamos el circuito local de salas, sacamos 3-4 maquetas, entraron y salieron miembros de la banda, tocamos en pequeños festivales, etc. Lo típico de cualquier banda amateur.
Sin embargo, un buen día, sin esperarlo, llegó nuestra ansiada oportunidad de firmar por una discográfica y sacar nuestro primer disco. En concreto, tuvimos la gran fortuna de que fuese una multinacional, Sony Music, quien quisiese apostar por nosotros, y como recientemente habíamos cambiado la formación, quisimos comenzar el proyecto de cero y “rebautizamos” el grupo como “Jaula de Grillos”.
En Sony pudimos sacar dos discos (2007 y 2009) y trabajar con auténticos referentes de la industria y gente que admirábamos tremendamente, como productores (Fernando Montesino, Nigel Walker, Gonzalo Lasheras, Óscar Clavel), a&r’s, el equipo de prensa, audiovisual, etc. También tuvimos la suerte (o desgracia) de conocer la industria en su punto de inflexión, aquel en el que la piratería y el mundo digital habían ganado la partida por completo y los despidos y reestructuraciones eran algo muy frecuente. Se había perdido el equilibrio por completo y el caos era bastante llamativo. Pudimos llegar a tener, sin exagerar, 5 jefes de producto distintos en cuestión de 4 meses, cuando lo normal es no cambiar de jefe de producto en un mismo disco.
De cualquier forma, recordamos esa etapa como unos auténticos privilegiados: aparte de cumplir nuestro sueño de sacar discos al mercado, sonamos en radio fórmulas, fuimos candidatos a premios muy reputados (Premios 40 Principales y MTV), compusimos las canciones de dos campañas distintas (Playchapas y Más Móvil), participamos en discos internacionales (homenaje a Juan Gabriel, en México) y, lo más importante, pudimos girar de punta a punta del país, nuestro gran “sueño”.
Luego, en el 2011, rescindimos el contrato con Sony y decidimos tomar las riendas del siguiente disco al cien por cien. Grabamos un nuevo EP de seis temas, “Somos Más EP”, en el que nos auto-produjimos de forma total (a nivel artístico y económico), trabajamos el arte del disco, el primer videoclip, la sesión de fotos, etc. Y con el disco en la mano, valoramos cuál era la mejor opción para distribuirlo y la propuesta de Warner Music fue la que más nos entusiasmó. Así, el pasado 29 de mayo, editamos nuestro tercer trabajo, el cual seguimos defendiendo en directo.
Al margen de mi “vertiente artística”, también he estado ligado al mundo de la música desde un plano profesional. Participé durante dos años y medio en Herzio, una start up dedicada al desarrollo de aplicaciones para bandas y grupos, fundamentalmente para Facebook. Entre otras cosas, te permite poner tu música en Facebook, vender entradas de tus conciertos y hasta crear tu propia tienda de merchandising sin tener que invertir un euro. Un proyecto muy chulo, la verdad. Y en la actualidad dirijo otra pequeña start up relacionada también con el mundo de la música. Se trata de Bandplify (la unión de las palabras “band” + “amplify”) una plataforma que defiende la colaboración entre grupos y busca sinergias entre ellos. Como es lógico, recomiendo a todo el mundo que le eche un vistazo si tiene un minuto libre 😉
En tu opinión, ¿en qué ha cambiado la industria musical con la revolución digital?
La revolución digital ha supuesto un gran salto cualitativo de oferta dentro de la industria musical. Cualquiera puede editar sus canciones de forma independiente, cualquiera puede conseguir la canción o disco que quiera de forma inmediata y gratuita e, incluso, cualquier grupo puede llegar a tener un gran éxito sin necesidad de tener presencia en los medios masivos convencionales, ya que el “boca a boca” (tan potenciado por las redes sociales) le ha ganado, claramente, la partida. En ese sentido, son todo ventajas y beneficios. Quien tiene calidad acabará recogiendo sus frutos y podrá gestionar su carrera sin depender de nadie.
 
Pero, en mi humilde opinión, la revolución digital también ha traído consigo un cambio negativo. La mayoría de la gente ya no “consume” discos enteros, si no canciones sueltas de artistas. Han pasado de escuchar y aprenderse un disco de una banda desde la primera a la última canción, a consumir música en forma de lista de reproducciones (playlists) con mezcla de muchos artistas. Esto da mucha “rabia” a los grupos, quienes ponen mucho trabajo en un disco y la mayoría de las veces pasa desapercibido. Por eso, tantas bandas están apostando por editar EP’s y no discos de larga duración. Además, la vida de los discos es mucho más corta ahora. Antes, se podía sacar un disco e ir lanzando singles nuevos cada 3-4 meses, manteniéndote relativamente en actualidad durante una buena temporada. Ahora, sin embargo, parece que a las 3 semanas de haber lanzado el disco ya debes pensar en cuándo sacarás el próximo.
Al final, el cliente (en este caso, el oyente) es quien tiene la razón, así que si la revolución digital ha provocado estos cambios, habrá que adaptarse a ellos. Yo creo, con sinceridad, que la etapa digital ha supuesto un salto de calidad para la industria, pero a nivel artístico no permite a los grupos “saborear” tanto los discos y crea cierta nostalgia.

¿Hasta qué punto son influyentes para tí las redes sociales y cómo las usáis para promoción?
Facebook y Twitter son nuestros principales canales de comunicación con los seguidores de la banda. Es cierto que también tenemos un perfil de Tuenti, canal de Youtube, cuenta de Myspace, web propia, etc. pero la importancia de los dos primeros es muy superior. Son las plataformas donde la gente pasa la mayor parte de su tiempo online y, en mi opinión, deberían ser una prioridad absoluta en el día a día de cualquier banda. No sólo sirven para que tus seguidores conozcan tus novedades, si no que, además, sirve para que tus mensajes se multipliquen y lleguen a una audiencia por encima de tu alcance. Los “me gusta”, “RT”, etc. realmente funcionan y viralizan el contenido, y hay que sacarle el máximo provecho.
Además, el trato con el seguidor ha cambiado tremendamente. El seguidor quiere tener una comunicación directa contigo, que sienta que tiene fácil acceso a ti y conocer tu día a día y tu vida “normal”. Es la transparencia y la naturalidad lo que se premia y se nota mucho cuando viene “forzada”, no se puede disimular. En ese sentido, nosotros disfrutamos mucho este nuevo tipo de comunicación con la gente. Siempre nos ha gustado mantener una relación cercana con la gente que nos ha apoyado y que nos ayuda a dar pasitos y Facebook y Twitter son el medio perfecto para ello. Te hace sentir como que el grupo es una gran familia, y la sensación es muy reconfortante. 🙂
Agradecer a Javier Lorbada de Sol Música, darnos la posibilidad de conocer y charlar con Alberto, sin duda un gran tipo a tener en cuenta 😉

1 Comments

Write a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *