La atención al cliente

Atención al clienteUna de las labores más importantes de todas o casi todas las empresas, es la de atender al cliente como es debido.

Siguiendo estos puntos claves, mejoraremos nuestro servicio.

– ¿Cómo debemos tratar al cliente?

Siempre debemos mostrar respeto y educación. Es posible que en ocasiones, el cliente muestre una postura contraria a la nuestra y no este conforme con algún tema. Deberemos escucharle y atender sus peticiones. Esto también nos ayudará a mejorar nuestro producto y nuestra imagen.

– ¿El cliente siempre tiene la razón?

La opinión del cliente, sea o no la acertada, es la que finalmente cuenta. Por ello, nunca debemos llevarle la contraria, si no que con argumentos debemos ayudarle a ver cual es la opción más correcta para él. En ocasiones esto, nos llevará tiempo, pero no debemos alterarnos ni hacer que el cliente se cabree.

– No hagas esperar

El cliente debe encontrar una respuesta rápida. Ya sea vía telefónica, e-mail, redes sociales, etc. No podemos hacerle esperar, ya que esto puede suponer que llegue a sentirse abandonado. Si la solución no puede darse en el mismo momento, debes hacérselo saber. Dile que la persona indicada se pone con su consulta y que en cuanto podamos darle la solución nos volveremos a poner en contacto con él. Que siente que nos interesamos por sus problemas y que hacemos todo cuanto esta en nuestra mano para solucionarlos y no vuelvan a ocurrir.

– Claridad

El cliente no tiene porqué estar familiarizado con los términos técnicos o con la jerga que se utilice en cada sector. Así que debemos hablar claro y darle toda a información que nos solicite.
La verdad siempre tiene que ir por delante. Si no vamos a poder satisfacer al cliente, no debemos darle falsas esperanzas.

– Admite los errores

No estamos libres de cometer errores, e intentar ocultarlos, sólo hará que nuestra imagen empeore. Así que lo mejor es que nosotros seamos quién se lo hagamos saber al cliente, pedir disculpas y ofrecer soluciones para subsanar el error.

– No presiones

A veces, el cierre de un negocio puede llegar a ser algo costoso, ya que el cliente debe valorar bien los pros y contras de lo que le estamos vendiendo y en según que casos, deberá debatirlo con otras personas. No debemos avasallarles con llamadas y e-mails para saber si ya han tomado una decisión. Esto puede hacer que echen para atrás el proyecto.

¡Compártelo!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on TumblrShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page

Deja un comentario